Wikiloc

martes, 18 de junio de 2013

Día 20: Meana Susa -Sestriere

Hoy la mañana no ha terminado de arrancar como esperaba al me nos no tan pronto como tenía previsto. 
Muy temprano Hélder tenía todo el equipaje preparado  para una vez tener todo cerrado partir. 




Disfruta un tranquilo desayuno mientras mentalmente hace un esquema del día; La sorpresa viene después de desayunar cuando se acerca al Banco a sacar dinero y tiene problemas ya que no hay convenio con el Banco español que el tiene.. total,  que al final  arranca motores mas tarde de lo previsto




Hasta los doce del medio día no pudo ponerse en marcha, como dije ayer, hoy tenía un día duro cosa que le hacía estar un poco intranquilo, pensando que no le dará tiempo llegar al destino marcado.



Aprovechando el tiempo muerto hasta que se solucionaba  el asunto pendiente, Hélder compró fruta y un par de bocadillos por lo que pudiera surgir en el día. 



Hoy va dirección del valle del centro, en el horizonte .



Poco a poco llegará



Por el camino aprovecha para pedirle a una señora que le haga  una foto. 



Por lo pronto el camino es sombrío, entre las nubes y   los árboles que bordean la carretera  la subida va siento muy agradable. 



En el recorrido encontramos curvas de herraduras, una tras otra.



Hélder se encuentra como en casa, muy cómodo, tranquilo, sin tráfico . 



Sin apenas notarlo ya se ha alejado bastante, desde lo lejos tiene esta vista de Susa. 



Se termina el camino de asfalto 



El prado es un verano florido, lleno de color.





Un mar de pinos nos acompaña durante todo el recorrido.


Esta maravilla natural que le rodea le da  muchas ganas, energía y fuerza para seguir adelante.





  Como podemos ver, las curvas de herraduras siguen presente en el camino.






Hélder no deja esta panorámica del momento.






Nieve sucia por restos del prado.



Comienza a llover de forma suave



Aun no ha parado para nada, tan solo para sacar alguna fotografía y comer algunos frutos secos.



Lleva caramelos, chocolatinas, frutos secos.. los necesario para recargar energía de forma rápida. 



Me hace gracia como cuenta esto Hélder, ya que dice que se siente como un kiosco en movimiento. 






 Se encuentre muy cerca del final





Un entorno precioso que hace que el esfuerzo sea mas llevadero.



Un camino nada fácil

 Y por fin llegó, en su cara podemos ver la alegría y satisfacción que esto le da, como en logros anteriores se emociona y se tiene muy feliz. 


Tranquilo, habiendo logrado llegar y con relativa soltura, aprovecha para comerse un bocata, fruta y el resto de fruto secos que le queda, la mercancía del  kiosko se va agotando.




Comienza el asfalto y con el la cuesta  abajo, ahora a disfrutar de la bajada.




Vuelve el fresco, se abriga y continua disfrutando  del paisaje, florecillas de colores dan pinceladas de color.




 Por el camino  hoy también encuentra vacas, las de hoy blanca y negra, se ven muy relajadas , disfrutando del paisaje y observando la bajada de Hélder. 






Tras la bajada  otra  subida 


Algunas fotos de detalles que encuentra por el camino.




Y después de un gran día, llega a su destino. En total hoy ha recorrido 45 km, 2300 metros de desnivel. 



Después de encontrar alojamiento , y darse una buena ducha cena el segundo bocadillo que tenía.


Antes de terminar dejo esta gráfica del col que ha subido hoy.



Mañana mas









3 comentarios:

Gonzlob dijo...

ánimo compi, ya te queda menos!!

Esperanza dijo...

Te felicito por tu valentía y fuerza, para llegar a tu meta. Campeón , bien merecido lo tienes

Kino Pura Vida dijo...

!!!canastos con los trastos ke llevas sota bastos!!!! Jajaja esas florecillas con alegriassss abrazos broder desde el sur!!!!!